actualidad

Reseteo monetario

Se irá escuchando cada vez más los términos NESARA, GESARA, revalorización monetaria (RV) y reseteo financiero global (GCR); son iniciativas que, entre otros fines, pretenden cambiar el agotado sistema monetario actual.

El sistema monetario está en manos de élites financieras que controlan la Reserva General de EE.UU, la Banca mundial y los Bancos Centrales. Y "quién controla el dinero controla el mundo". Este artículo contiene unos apuntes sobre la evolución del sistema monetario desde sus orígenes hasta la actualidad.

Del trueque a la moneda

En los albores de la civilización para satisfacer las necesidades (comida, ropa, animales, conchas, piedras preciosas, etc.) se utilizó el intercambio o trueque de productos. Más adelante se perfeccionó el trueque utilizando productos fáciles de llevar como cacao, polvo de oro, jade, conchas marinas, etc. y finalmente el oro y la plata, que cumplían con las principales funciones que debe desempeñar el dinero: ser medida de valor, instrumento de intercambio y reserva de riqueza; propiedades que derivan del valor intrínseco de su escasez, consistencia, calidad y resistencia a la corrosión.

Para evitar tener que medir la cantidad de oro o plata en cada transacción los "Orfebres" acuñaron monedas donde se hacía constar la pureza y peso de la moneda de oro o de plata. Los Orfebres las prestaban y había que devolverlas con un interés. Las primeras monedas acuñadas de las que se tiene constancia son del siglo VI a.C.

Los banqueros

Las monedas resultaban pesadas, incómodas y eran fáciles de robar, así que los "Orfebres" se hicieron depositarios y daban un justificante del depósito y por ese servicio cobraban, nacieron los banqueros. Este justificante acabó siendo aceptado como pago en el mercado como si fuera el propio oro. En 1694 el Banco de Inglaterra empezó a emitir recibos monetarios al portador que aseguraban al tenedor la entrega de la moneda de oro o plata depositada en el banco como respaldo.

Los "Orfebres" hacían préstamos que había que devolver con intereses y aquello generaba problemas porque una parte de los prestatarios no podían cumplir ya que el dinero para los intereses no había sido puesto en circulación, lo que obligada a refinanciar la deuda. Veamos esto con un ejemplo.

Supongamos que se prestaban 1000 a un 10% de interés, había que devolver 1100 pero como solo había 1000 en circulación no se podía devolver la deuda más los intereses; así que quienes habían generado riqueza podían pagar pero el resto se veía obligado a refinanciar hasta que finalmente el "Orfebre" (el banco) se quedaba con sus propiedades.

Con el avance de la sociedad creció la demanda de crédito, pero los préstamos estaban limitados por la cantidad de oro depositada. Viendo los "Orfebres" que los depositantes raramente recuperaban el oro, y nunca todos a la vez, empezaron a extender cheques por encima del respaldo de oro depositado ya que nadie más sabía la cantidad de oro depositado. Los "Orfebres" se enriquecían con intereses de un oro que ni siquiera existía.

El fraude tardó en descubrirse pues aunque el "Orfebre" se hacía exageradamente rico nadie imaginaba que pudiera crear dinero de la nada. Finalmente los clientes, intranquilos por tanta riqueza, empezaron a reclamar su oro y plata, pero el "Orfebre" no tenía suficiente para devolver a sus legítimos propietarios. Hoy se conoce como “pánico de los ahorradores”, lo que todo banquero teme que suceda.

Realmente crear dinero de la nada tenía que haberse prohibido pero las grandes cantidades de crédito eran esenciales para la expansión de los países europeos, así que en lugar de prohibir esta práctica se legalizó. Se conoce como dinero fraccionado (fracción de dinero artificial).

No obstante se acordó poner límites. Se empezó por emitir justificantes (billetes) hasta el límite del 90%, es decir, 9 partes artificiales por una respaldada con oro. En caso de un crack financiero, el correspondiente Banco Central apoyaría a los Bancos locales con inyecciones de dinero en oro, siempre que no ocurriera en varios bancos, en cuyo caso el sistema colapsaría. Se le llamó dinero fiduciario, “fido” significa “confío”.

En la "Conferencia Monetaria y Financiera de las Naciones Unidas", celebrada en Bretton Woods (1944), se establecieron las reglas para las relaciones comerciales y financieras de la posguerra; entre ellas se sustituyó el patrón-oro por el patrón-dólar vinculado al oro como moneda de cambio internacional, se fijó el precio del oro (35 $ la onza) y el compromiso de cambiar dólares por oro a ese precio sin restricciones ni limitaciones.

Sistema monetario "fiat" (actual)

En 1971 el Presidente Nixon decretó que no se volvería a cambiar dólares por oro. Se abandonó la convertibilidad del dólar en oro y con ello cambió la naturaleza básica del dinero. Antes el billete de dólar descansaba en el oro (aunque fuese de forma fraccionaria), pero ahora no tiene ese respaldo. Y así sigue el dólar, como moneda de cambio internacional, bajo el control de la Reserva Federal (FED).

Con el cambio se pasó del dinero fiduciario ligado al oro, al dinero "fiat" ligado a la confianza de la población que lo usa (fiat=hágase) y existe por la autoridad que lo emite (decreto del gobierno). El dinero "fiat" sustituyó tanto al dinero con valor (dinero real) como al que prometía valor (dinero fiduciario); ambos tipos de dinero transmitieron su valor al dinero "fiat" y el comercio internacional lo admitió en los intercambios comerciales.

El resultado es que el dinero se crea de la nada; los gobiernos crean los billetes y monedas de curso legal que necesitan a través de la autoridad monetaria (en la Zona Euro es el BCE), y la banca privada crea la mayor parte del dinero a través de la deuda (hasta el 95%). Los efectos son endiablados y uno de ellos es que cada vez que la banca crea dinero el del ciudadano vale menos y de ahí viene la subida de precios, la inflación, etc.

Y por si fuera poco el petróleo, considerado principal "commodity" del siglo XX, empezó a intercambiarse por dólares. El "petrodólar" es la moneda para las transacciones comerciales mundiales (Acuerdo entre la dinastía Saúd y EEUU); todo bajo el control de la Reserva Federal, que es una Entidad Privada. Muchos de los conflictos actuales tienen que ver con pretender salirse de este esquema.

Oferta Monetaria. Cómo se crea el dinero 

La Oferta Monetaria "fiat" tiene dos componentes: el dinero legal (billetes y monedas, o efectivo en manos de la gente), y el dinero bancario (depósitos en los bancos y demás intermediarios financieros).

Cuando depositamos dinero el banco no lo guarda sino que el banco lo presta a otro cliente; está prestando tu dinero, está creando dinero bancario. El dinero que el banco presta es a su vez utilizado por el cliente para hacer frente a pagos y quien lo recibe lo acaba depositando de nuevo en algún banco, de modo que al volver el dinero al sistema bancario se pone de nuevo en circulación facilitando préstamos a otros clientes.   

Dado que no es frecuente que las personas retiren a la vez sus depósitos bancarios el proceso de creación de dinero es relativamente seguro; las retiradas de dinero se compensan con nuevas entregas, lo que da lugar a que el valor de los depósitos pueda exceder ampliamente al efectivo del banco.

La parte de los depósitos de un banco que se mantiene como reservas es el denominado Coeficiente de Reservas, su valor depende de la frecuencia con que sus clientes utilizan el dinero depositado. No obstante existe una proporción de reservas que como mínimo es obligatorio mantener inactivo sobre el total del dinero depositado en el banco para hacer frente a las posibles retiradas del dinero de sus clientes. Esta proporción se denomina Coeficiente Legal de Caja (lo fija el correspondiente Banco Central).

La Oferta Monetaria (dinero legal + dinero bancario) se expresa con la siguiente expresión: Oferta Monetaria = Base Monetaria * (1/Coeficiente Legal de Caja)

Donde la Base Monetaria es la suma del efectivo en manos del público más las Reservas Bancarias. El inverso del Coeficiente de Reservas recibe el nombre de Multiplicador del Dinero.

La Oferta Monetaria puede ampliarse de dos formas: Aumentando la Base Monetaria mediante la emisión de nuevos billetes o monedas por parte de la Autoridad Monetaria, o reduciendo el Coeficiente de Reservas.

Veamos el proceso con un ejemplo:

  • Supongamos un depósito en un banco por valor de 1.000 €, con un coeficiente de caja del 20%; el banco estará obligado a guardar 200 € como reserva y dispone de 800 € para seguir haciendo operaciones o conceder otro préstamo.
  • El cliente que reciba el préstamo de 800 € lo utilizará normalmente mediante efectivo o a través de tarjetas de débito, y quienes lo perciban lo devolverán a un banco como depósito. De esta forma el banco que reciba los 800 € estará obligado a guardar 160 € (el 20%) como Reserva y podrá prestar los 640 € restantes (o depósitos derivados).
  • De nuevo quienes reciban estos 640 € los utilizarán y quienes los perciban por algún concepto los depositarán en el banco, de forma que el banco que los reciba retendrá 128 € como reserva y podrá crear depósitos derivados por los 512 € restantes. Si continuamos con el proceso resulta que con los 1000 € la banca ha efectuado préstamos por valor de 5000 €: 1.000 € + 800 € + 640 € + 512 € + 410 € + 328 € + 262 € + ... = 5.000 €.

En el resultado pueden influir variables como que el público solicite préstamos o no, que los bancos estén dispuestos a prestar dinero, o que apliquen un coeficiente de caja u otro. Cuanto más pequeño sea el Coeficiente Legal de Caja, mayor será la expansión monetaria. 

Este proceso podría repetirse eternamente colocando cada vez más dinero en la economía. Por eso con el objetivo de evitar que exista demasiado dinero en circulación y que aumente la inflación, las Autoridades Monetarias no dejan a los bancos prestar todo el dinero que se deposita en ellos, sino que una parte del depósito hay que mantenerlo obligatoriamente en el banco (reserva).

En el gráfico inferior se muestran las diferentes gráficas según el coeficiente aplicado (en Europa se aplica el 1%, es decir que se crean 99 € por cada Euro depositado en el banco como reserva): 

 

En resumen, en el proceso de creación del dinero intervienen tres agentes: la Autoridad Monetaria (Banco Central), que crea la liquidez de base del sistema a partir de la cual los Bancos crean el dinero; el Sistema Bancario, que expande el dinero creado; y el Público, que decide la distribución del dinero.

El impacto destructivo del sistema "fiat"

El actual Sistema Monetario "fiat" de hecho crea dinero con la deuda, con un simple asiento bancario. El Banco presta “dinero” que no es suyo, el dinero es “creado de la nada”, pero la deuda es efectiva y hay que devolverla al sistema bancario con intereses aplicando el interés compuesto. Cf = Ci (1 + r/100)t.

Cf=Capital inicial, Ci=Capital inicial, r=interés, t=tiempo.

Lamentablemente (para los deudores) el interés compuesto es una función exponencial respecto del tiempo. Con el paso del tiempo el interés sube de forma exponencial, la deuda crece desmesuradamente por encima de lo que se produce y acaba ahogando al país (lo contrario a sostenible).

En la imagen siguiente se puede apreciar la contención de la deuda en EE.UU. hasta 1971 (cambio al sistema fiat) y a partir de ese año se ve como se dispara destruyendo su economía, no en vano su actual Presidente está tomando duras medidas para su recuperación.


La deuda facilitó el crecimiento económico a toda velocidad, pero las características del interés compuesto y su función exponencial, ha llevado a una velocidad de crecimiento de la deuda que finalmente resulta insostenible, porque crece más rápido de lo que la economía puede producir. Es el momento que estamos viviendo ahora.

El consumo y endeudamiento desmedido ha llegado a su fin. Las economías están estranguladas porque el pago de intereses pasa a convertirse en la principal partida de gasto y la fuerza más destructiva para el desarrollo.

El sistema bancario

La Banca Primaria es la que utilizamos los ciudadanos; por encima están los Bancos Centrales que controlan a la banca primaria; y más arriba está la Banca Secundaria (bancos mundiales), que inyectan efectivo a los anteriores; las grandes cantidades de dinero solo se pueden ingresar en estos bancos mundiales (top 25 y top 10).

Las transacciones intercambiarias (órdenes de pago, remesas, créditos documentarios, mensajería ... ) se hacen a través de un sistema de mensajes llamado SWIFT (The Society for Worldwide Interbank Financial Telecomunications).

Los Bancos Mundiales son los que más endeudan a la gente con el dinero de los demás. Ofrecen a los "Traders Internacionales" (inversores) altos rendimientos por bloquear sus grandes cantidades de dinero en la cuenta del Banco durante un tiempo y utilizarlo como garantía en operaciones financieras. Obsérvese que no se trata de utilizar el dinero sino de utilizar su garantía, o respaldo, por un tiempo.

Con esa garantía el "Trader" baja a la Banca Primaria, que es la que trata con los ciudadanos, la cual presenta la garantía al Banco Central correspondiente para que le permita una "Emisión de Deuda" sobre esa garantía y poder otorgar créditos a sus clientes (deuda). Los clientes se endeudan con el banco y pagan intereses. Una parte del interés irá al Banco Emisor, otra al Banco de la garantía y el resto se distribuye entre el "Trader" y el inversionista. Y ese dinero sigue creando dinero en la Banca Primaria tal como señalamos más arriba.

En la Banca Secundaria el "Trader" vende la garantía repetidas veces, hasta miles de veces, lo que produce altos porcentajes de ganancias, que alcanzan hasta el 100 o 200% mensual. Estos planes de alto rendimiento se basan en el endeudamiento de la gente. El riesgo es mínimo porque el sistema legal está diseñado para proteger a la Banca (no hace tanto que los ciudadanos hemos tenido que recuperar a entidades bancarias).

¿Hasta dónde se puede llegar generando dinero-deuda?. En buena lógica la masa monetaria no debe superar a los bienes que se van a intercambiar. Si se sobrepasa (como suele ocurrir) el sistema se desequilibra y pierde su función. Los problemas aparecen cuando la oferta monetaria es mayor que la producción de bienes que se intercambian (inflación y crisis económica). Y esto es porque el dinero no tiene valor intrínseco, su valor le viene dado por acuerdo de los humanos con el fin de facilitar el intercambio de bienes. Si ese pacto decae el dinero perderá la confianza de los usuarios y por tanto su valor, ya sea dinero moneda, dinero fiduciario (basado en la deuda), dinero "fiat" (que vale por decreto) o las criptomonedas.

Pues bien la realidad es que el actual sistema monetario provoca una extraordinaria deuda (función exponencial del interés compuesto), muy por encima de la producción de bienes, y como contrapartida una creación de dinero disparatada que hay que corregir periódicamente so pena de destruir el sistema.

Lamentablemente solo es posible hacerlo (resetear el sistema) con guerras, revoluciones, confrontaciones o catástrofes provocadas, tras las cuales la población pasa años trabajando para sufragar la deuda.

En estos momentos es necesario un nuevo reseteo porque el sistema bancario está colapsado; pero esta vez se está fomentando un cambio hacia un nuevo sistema que mantenga el equilibrio y sea sostenible en el tiempo (función logarítmica).

Como se puede apreciar con la función logarítmica la cantidad de dinero (y) tiene un tope por mucho tiempo (x) que transcurra. El tope viene dado por el valor de respaldo (oro, plata, metales preciosos, etc)    

Nuevo Sistema Cuántico Financiero (QFC)

En 2006 se creó la alianza de países BRIC (Brasil, Rusia, India, China), y en 2011 se incorporó Sudáfrica (BRICS), con el fin tomar el control del desastroso sistema financiero y gradualmente dirigirse a un nuevo sistema financiero 100% transparente, digital cuántico y respaldado en activos duros (oro, minerales preciosos y otros materiales).


En el año 2000 el Congreso de EEUU aprobó la "Ley para la Reforma de la Seguridad Económica" (NESARA); esta ley pretende fulminar en EEUU la Reserva Federal, el Impuesto sobre la Renta, libera la publicación de más de 6000 patentes ocultas, etc. Fue consecuencia de largos procesos judiciales de reclamación a la banca, promovidos por militares jubilados y granjeros, que acabaron con una sentencia favorable del Tribunal Supremo de EEUU. Las indemnizaciones eran grandísimas y como resultado de las negociaciones se aprobó NESARA. Es la reforma más rompedora de la historia que limpia no solo EEUU sino el planeta entero. No obstante previendo el gobierno de los EEUU la reacción de las élites del estado paralelo (también llamado El Cabal y Estado profundo) se optó por globalizar NESARA y así conseguir mayor fuerza para imponerla en EEUU y desde ahí extenderla.

Así que en 2014, coincidiendo con el "Acuerdo Climático de París", 209 naciones firmaron el acuerdo "Ley de Estabilización y Reforma Económica Global" (GESARA), el cual debía implantarse en tres años (en 2019 todavía sigue pendiente). El acuerdo pretende erradicar la fijación de precios por parte de élites financieras, las monedas se basarán en el verdadero valor del oro y de otros 40 minerales económicos críticos, mas petroleo y reservas de gas natural licuado (GNL). Siguiendo el plan, hasta ahora ha sido auditada la moneda de cada nación y otorgado un valor de mercado justo. Esta es la razón por la que se están viendo cambios importantes en los mercados de divisas a nivel mundial.

En 2015 la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) aprobó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. En ella se pretende transformar el mundo (aunque hay sectores que plantean serías dudas sobre su intención). A partir del 2015 y durante 15 años se actuará sobre diversas esferas críticas (personas, planeta, prosperidad, paz y alianzas). Se habla también de crecimiento económico sostenido (y esto lleva aparejado el cambio del sistema monetario).

Todo apunta a que todas las transacciones se harán por un nuevo “Sistema Cuántico Financiero” informático (QFC) que ya se está implantando. Tiene la capacidad de identificar cada transacción y vincularla directamente a un activo de respaldo (oro, diamantes, platino, gasolina, elementos de tierras raras, etc.). Este sistema hará desaparecer progresivamente el concepto fraccional o dinero fiduciario, así como el actual sistema denominado “Sociedad de Telecomunicaciones Financieras Intercambiarias Mundiales” (SWIFT). (Acuerdos Basillea III).

El QFC incorpora una tecnología que pretende evitar el pirateo, el fraude y elimina actividades criminales como el blanqueo de dinero en papel o digital, tráfico de narcóticos, tráfico humano y comercio de armas dentro del sistema bancario. El papel moneda seguirá existiendo durante un corto período a medida que las poblaciones del tercer mundo se adapten a las transacciones digitales y se impriman y liberen algunas nuevas monedas nacionales.

Cada nación soberana ha de pasar por una auditoría,para ser evaluada con precisión sobre sus activos naturales brutos, así como sobre la profundidad de la corrupción existente en todas las ramas del gobierno, militares, diplomáticos, medios y finanzas para reformar antes de entrar en el nuevo sistema.

El efecto y el alcance de un cambio tan radical se está haciendo reservadamente para no generar alarma innecesaria con riesgo de entorpecer el plan. Por eso no se escucha en los medios nada sobre el Reseteo Monetario. Las criptomonedas (BTC, ETH, IOTA) formarían parte del nuevo sistema porque crecen de forma sostenible (función logarítmica).

Te acabo de señalar lo que voy averiguando con información de aquí y de allá. A través de internet puedes informarte tú mismo, valorar y formar tus propias conclusiones. El asunto merece la pena seguirlo. Aunque cuesta creer que el nuevo sistema financiero creado por las mismas élites, carezca de trasfondo. Iremos viendo.

Interesante conferencia del profesor Huerta de Soto sobre el tema:  https://www.youtube.com/watch?v=X1fR3ZhFDkQ&feature=youtu.be&fbclid=IwAR3h4i4uilArqPTrzwxxAVLX15D28Wkb3eIAoZiaV70bA2Iz-wnvyyTptlA

Web,s amigas