actualidad

Valor del dinero

La crisis económica de 2020 es profunda y la recuperación va a costar años. Es una situación que puede afectar negativamente a los ahorros guardados en el banco. Así que en muy conveniente seguir la evolución de los acontecimientos y ver las posibilidades de emplear el ahorro para no perder e incluso obtener beneficio.

La crisis económica ya venía fraguándose en 2019, la pandemia la ha puesto de manifiesto y agravado mucho más. Lo que se está haciendo, como otras veces, es inyectar dinero desde los bancos centrales y manteniendo los tipos de interés bajos; el efecto es inflación con subida de precios de los bienes más necesarios (alimentación, ropa, vivienda, etc). Lo previsible es que la crisis dure años, se habla de hasta 2004 al menos.

En esta situación el dinero inmovilizado pierde valor y para evitarlo hay que animarse a emplearlo para rentabilizarlo: Perder el temor a lo desconocido, aprender, asesorarse y empezar a invertir poco a poco. La intención de estas notas es aprender, no es una guía para invertir, sino compartir información que cada cual puede aprovechar para formar su propio criterio.

Situación financiera

La Reserva Federal de EEUU (FED) ha anunciado que va a permitir que la inflación crezca "durante algún tiempo", para impulsar la creación de empleo. Esta modificación significativa se hace cuando EEUU sufre una aguda crisis por la pandemia, un desempleo superior al 10% y una contracción del PIB del 31,7% en el segundo trimestre, circunstancias excepcionales que llevará tiempo recuperar.

Con este cambio, anunciado el 03.09.2020 por Jerome Powell, Presidente de la FED, la inflación se va a mantener por encima de la meta del 2% prefijada antes de la pandemia; dijo también que muchos encuentran contraintuitivo que la FED quiera subir la inflación, pero que una inflación persistentemente baja puede suponer un serio riesgo para la economía.

La influencia de los bancos centrales en la economía es considerable. Cuando la Reserva Federal anunció una inyección de liquidez de dos trillones de dólares tuvo lugar el fin del mercado bajista de la bolsa por la pandemia (-35%) y, a pesar de que la economía real no se ha recuperado, los mercados y las bolsas están de nuevo en máximos históricos.

La FED pretende evitar la deflación, bajada de los precios de los bienes y servicios (opuesto a la inflación), porque perjudica a la economía, ya que aunque la idea de que bajen los precios puede resultar a primera vista atractiva es desastrosa para la economía. Si un consumidor va a comprar una vivienda o un automóvil y observa que el precio del bien o servicio no para de caer entonces espera y no consume, en su lugar ahorra, lo que frena la economía porque el 70% de la economía es consumo de bienes y servicios.

Esta nueva política monetaria para recuperar el empleo (inflación alta y tipos de interés bajos), que arrastrará al BCE y a otros bancos centrales, cambiará el escenario económico por bastante tiempo y afectará a los mercados, propiedades inmobiliarias, inversiones, bolsa, ahorros, depósitos y al valor del dinero, y por tanto los ahorrillos van a perder valor día a día si no se toman acciones.

Los tipos de interés han tocado fondo (USA, Europa y Japón están en negativo) y probablemente también las políticas de facilidad cuantitativas (bancos centrales compran acciones y bonos privados), lo que lleva a una política fiscal agresiva hasta que la productividad permita pagar la deuda, o bien generar una gran inflación para que se "coma" la deuda, opción políticamente más manejable que una recesión (reducción de la actividad económica).

Cabe esperar por tanto que la inflación y los intereses negativos se mantengan hasta que no empiece a remontar la economía.

Efectos del entorno de inflación

La inflación (entorno de precios crecientes de bienes y servicios) provoca un efecto artificial de generación de riqueza que acaba estimulando la economía. La gente siente que gana más (los sueldos suben porque están bastante ligados a la inflación) y que el valor de sus propiedades inmobiliarias o sus valores en bolsa se ven incrementados; esto hace que se sientan con mayor riqueza y consuman más, y como el precio de los bienes y servicios no para de subir se gasta antes de que suba más. Esto acaba estimulando la economía. Paralelamente se ayuda a gobiernos y personas endeudadas a pagar sus deudas en menor plazo de tiempo.

En efecto, supongamos un trabajador que gana 1.000€ al mes, tiene unos gastos de 500€ y le quedan 500€ disponibles para atender sus deudas o para invertir. En un escenario de inflación puede llegar a ganar 2.000€, sus gastos también se doblarán (bienes y servicios), pero ahora le quedan 1.000€ mensuales que puede usar para pagar deuda o para invertir. Supongamos que debe al banco 5.000€; antes de la inflación tardaría 10 meses en pagarla a razón de 500€ al mes, en cambio ahora lo puede pagar en 5 meses a razón de 1000€ al mes. Hay que tener en cuenta que cuando aparece inflación las deudas no aumentan sino que se mantienen en el mismo nivel.

Con la inflación los más perjudicados son los ahorradores, aquellos que tienen dinero en el banco, sin invertir, sin hacer nada; mientras el poder adquisitivo de ese dinero va disminuyendo año tras año están perdiendo valor y riqueza. Tener dinero depositado en el banco, a plazo fijo o sin invertir, pierde valor; cada día que pasa valdrá menos por efecto de la inflación. Lo mismo se puede decir de otros instrumentos como renta fija, bonos y letras del tesoro, porque también perderán valor porque son inversiones que se ven negativamente afectadas por la inflación, pues el valor nominal del bono o de la letra del tesoro no aumenta con la inflación, a diferencia de otra clase de inversiones.

Hay que protegerse contra la inflación y hasta es posible obtener beneficio. La inflación en la economía es un escenario propicio para invertir en propiedades inmobiliarias, en inversiones financieras, invertir en metales preciosos y, por qué no, en criptomonedas.

Conclusión

Con la pérdida de valor del dinero salen perjudicados los ahorros depositados en el banco o en casa. Hay que protegerse de la inflación e incluso obtener beneficio. La inflación en la economía es un escenario propicio para invertir: en propiedades inmobiliarias, activos financieros, metales preciosos o criptomonedas. Iré tratando poco a poco estas posibilidades.

Referencia

https://www.youtube.com/watch?v=gkFgg3v25Q0&feature=youtu.be