tecnologia

Problemas con Vodafón

Indignante y kafkiana experiencia con Vodafón. Me ha defraudado mucho esta marca por su mala calidad de servicio, actitud engañosa, desinterés y abuso del cliente tras la postventa. Jamás había vivido algo parecido.

Cambiar de operador de telefonía por el simple hecho de abaratar puede acabar siendo un problemón. Ante cualquier oferta, por apetitosa que parezca, conviene informarse bien de la calidad de servicio que presta la operadora y valorar a medio plazo el binomio precio-calidad, porque se corre el riesgo de empeorar y sufrir serios contratiempos y disgustos.

Me resisto a concertar con operadoras por teléfono pero esta vez acepté lo que parecía una atrayente oferta de Vodafón. Insistí en que tenía fibra óptica, incluso les advertí que en mi zona solo estaba telefónica, le dije que no aceptaría interrupciones del servicio y que debía ser sin obligación de permanencia. Me aseguraron que no había problema.

Todo eran facilidades. Así que solicite la portabilidad del número fijo y de dos móviles. A la vez animé a un familiar mayor que tiene permanentemente tele-asistencia médica a que solicitara la portabilidad para el suyo.

¡Maldita la hora!. ¡Menudo desastre!. Dejaron de funcionar los dos teléfonos, perdimos el servicio (se incumplió la condición de sin interrupciones) y empezó la odisea. 

Tras un sinfín de llamadas a Vodafón nadie sabía nada, me desviaban de un departamento a otro, nadie aportaba soluciones; algún interlocutor llegó a decir que se había llevado a efecto la portabilidad; pero Vodafón no había mandado el router así que no había comunicación. Finalmente otro interlocutor confesó que Vodafón no había tramitado la orden del router. 

Después de 10 días recibo un router con un teléfono inalámbrico que no valía para la "fibra óptica" (se incumple la condición de fibra óptica); tampoco se presentó ningún técnico para hacer la instalación. ¡Ahí te las apañes!. 

 

teléfonodevodafón

 

Respecto al otro teléfono fijo del familiar mayor seguía sin recibir nada, de manera que ya llevaba 10 días sin su necesaria tele-asistencia médica.

Vuelta al periplo de llamadas a Vodafón que desvían de un departamento a otro sin dar soluciones. Les advierto que si no solventaban con rapidez la situación pediría la baja. En una ocasión llegaron a decir que tendría sanciones por permanencia (incumplimiento de mi condición de no permanencia).

Al final viendo que nadie solucionaba nada opté por volver a Movistar que inmediatamente mandó un técnico que instaló el router necesario y restituyó las comunicaciones en ambos teléfonos (aunque tuve que cambiar el número del teléfono fijo).

En la misma línea de abuso ahora la baja de Vodafón está resultando un nuevo reto. Están pasando cargos al Banco sin haber llegado a prestar servicio. ¡Vergonzoso!.

Bastantes problemas tenemos en el día a día para tener que soportar a empresas incompetentes, que abusan de la buena fé del cliente con actitudes engañosas y abusivas. Ahora estoy descubriendo en internet multitud de casos referidos a Vodafón muy similares al que cuento.

En resumen que Vodafón me ha parecido un fiasco. Muy agresiva en la captura de clientes pero ineficaz en el servicio que presta y en la atención al cliente. Por eso hay que pensarlo mil veces antes de contratar con Vodafón sobre todo si hay peculiaridades como tener fibra óptica, personas con sistema de tele-asistencia incorporado o similares.

 


Web,s amigas