hogar

Cargadores y alimentadores

Para utilizar cargadores y alimentadores en nuestros aparatos electrónicos (ordenadores, smartphone, móviles, mp3 o similares) es necesario comprobar la tensión (voltaje) y el consumo (Watios o Amperios) porque si no es el adecuado es muy probable que provoquemos una avería. Solo hay que seguir unas pequeñas orientaciones para evitarlo.

Asegurarse antes de usar

A veces nos vemos en la necesidad de adquirir un alimentador para un aparato electrónico (ordenadores, radio, teclado, etc.) o un cargador para nuestro móvil, smartphone, mp3, etc. Hay tener en cuenta:

  • tipo de clavija,
  • el tipo de corriente (alterna o continua),
  • la tensión (voltios) y
  • la potencia o consumo (watios o amperios)

No nos estamos refiriendo a los aparatos eléctricos que funcionan enchufados a la red de 220 Voltios con corriente alterna. Nos referimos a la mayoría de los aparatos electrónicos que pululan por casa; funcionan con tensiones de 24 Voltios para abajo. Las más frecuentes son: 24v, 19v, 12v, 9v, 7,5v, 6v, 5v, 3v ó 1,5v, pero puede haber marcas que tengan otras.

Primero confirmaremos que existe entrada para poder funcionar con un alimentador externo y veremos el tipo de clavija necesaria. A continuación buscaremos la etiqueta con las características para conocer la tensión de funcionamiento, tipo de corriente y el consumo (watios o amperios).

Si no encontramos la información en el aparato seguramente podrá encontrarse la información por Internet siempre que tengamos la marca y modelo. Si tiene un depósito para pilas podemos deducir los datos por el número de pilas y su disposición (serie o paralelo), y si tiene batería seguramente traerá el voltaje y la potencia que proporciona. Como vemos tenemos varias ayudas para ir completando la información.

Comprobar tipo de clavija

El tipo de clavija no debe ser problema porque los alimentadores y cargadores suelen traer un juego incorporado, pero hemos de asegurarnos que lo adquirimos con la clavija adecuada para nuestro aparato electrónico.

Comprobar tipo corriente de entrada

Casi todos los aparatos electrónicos trabajan con corriente continua (se suele representar con una línea continua). Pero hay que confirmarlo porque, aunque no es frecuente, alguno trabaja con alterna (línea discontinua --- o signo de infinito ∞).

Comprobar tensión de entrada

Y ahora viene la parte más técnica el voltaje y el consumo del aparato eléctrónico. El alimentador o cargador tiene que tener una tensión de salida (número de Voltios) igual que la tensión (nº de voltios) con la que trabaja el apartado electrónico. La tensión del alimentador nunca debe superarse el voltaje de funcionamiento de nuestro aparato electrónico porque lo estropearemos. Por el contrario si el alimentador da voltaje inferior nuestro aparato funcionará mal o no funcionará pero no tiene por qué averiarse.

Comprobar potencia de salida

El alimentador o cargador tiene que entregar suficiente potencia o corriente (Watios o Amperios) para atender el consumo de nuestro aparato electrónico, que tomará lo que necesite en cada momento.

Aquí interesa que el alimentador o cargador sobrepase las necesidades de nuestro aparato electrónico. Si el alimentador o cargador no proporciona suficiente energía nuestro aparato electrónico funcionará mal por falta de potencia, o la batería tardará mucho en cargarse, incluso puede que nunca llegue a cargarse al completo; y nuestro alimentador o cargador se calentará y puede acabar dañado porque se le exige más de lo que puede dar.

¿Y cómo averiguamos el consumo?. El consumo de nuestro aparato electrónico nos puede venir en Watios o en amperios. Si el aparato y el alimentador o cargador especifican ambos los Watios o los amperios no hay problema; pero a veces uno viene en Watios y el otro en amperios. Esto no nos tiene que preocupar sabiendo que:

Potencia (en Watios) = Tensión (en voltios) * Intensidad corriente (en amperios)

Con esta fórmula conociendo dos datos deducimos el tercero. Como conocemos los voltios que son exactamente iguales para aparato y alimentador, conociendo también los Watios o los amperios que consume el aparato, podemos deducir los amperios o Watios que como mínimo tiene que proporcionar el alimentador o cargador.

Por ejemplo: Nuestro aparato electrónico funciona con una tensión de 5 Voltios y consume 3,5 Watios. En tal caso necesitamos como mínimo un alimentador que proporcione 5 voltios y como mínimo 3,5 Watios o 0,7 Amperios, por seguridad es mejor utilizar un alimentador con mas margen yo utilizaría un alimentador de 5 Voltios y 5 Watios o 1 Amperio.

Conclusión

Para adquirir un alimentador o cargador para nuestro aparato electrónico tenemos que tener en cuenta:

  • El tipo de clavija necesaria.
  • Confirmar que la corriente es continua (o excepcionalmente alterna).
  • Que el número de voltios se salida del alimentador o cargador sea igual que el número de voltios de entrada del aparato.
  • Que el alimentador proporcione la energía suficiente al aparato. Es decir, los watios o amperios que proporciona el alimentador tiene que ser igual o mayor que lo que necesita el aparato. Siendo preferible que sea mayor.

 

Nota: Este blog contiene opiniones, impresiones, experiencias y referencias personales. Si el lector actúa conforme a ellos lo hace bajo su libre decisión y exclusiva responsabilidad.

 


Web,s amigas