hogar

Fuente para jardín

El ambiente que produce una fuente es agradable y relajante, es parecido al fuego de la chimenea. Es un placer observar los movimientos caprichosos del agua y escuchar su agradable salpiqueteo. Veamos cómo hacer una fuente.

Es fácil construir una fuente. Las posibilidades no tienen límite depende de nuestra creatividad e imaginación. Se pueden hacer de obra a aprovechar objetos decorativos.

En este caso hemos utilizado un lebrillo con unas patas decorativas metálicas y un penacho hueco o remate de un pilar, tejado, etc.

El mecanismo que impulsa el agua es una pequeña bomba de agua de pecera y un tubo de plástico. Todo ello se introduce en el interior del penacho saliendo por su parte superior solo la boquilla. Se puede rematar con una boqulla cortada de los botes de silicona o cualquier otro adorno.

Hacer una fuente decorativa para el jardín

La bomba es hermética y funciona bajo el agua, pero como es eléctrica hay que hacer un orificio en el recipiente, para sacar el cable, y sellarlo con silicona para que no pierda agua. La fuente se puede decorar o dejarla al natural como en este caso.

Otra idea con dos basijas. Únicamente hay que poner una bomba de agua en la parte inferior para que la impulse a la basija superior por un tubo disimulado entre las piedras.

fuente-jardin

 Y otra idea aprovechando un antiguo lavadero y un recipiente de piedra. Como se ve se trata de utilizar cualquier elemento y ponerse a pensar.

fuente-jardin-1

 Tener una fuente fluyendo le da vida a la estancia. ¡Pruébalo y verás!.

 

Nota: Este blog contiene opiniones, impresiones, experiencias y referencias personales. Si el lector actúa conforme a ellos lo hace bajo su libre decisión y exclusiva responsabilidad.

 


Web,s amigas