entretenimiento

Iniciación a la fotografía

La fotografía digital permite practicar y disfrutar sin límites de esta afición. Es suficiente un poco de creatividad e imaginación y ciertas habilidades básicas para empezar en este mundillo. Este artículo trata de los conceptos necesarios para manejar la cámara fotográfica.

La fotografía digital

Conseguir una buena fotografía es una satisfacción, son necesarias ciertas habilidades técnicas básicas pero, sobre todo, cualidades creativas y artísticas.

Ahora nos vamos a centrar en la técnica. Y después, ¿quién sabe?, podemos descubrir nuestras dotes artísticas.

Las cámaras digitales actuales vienen configuradas para obtener fotografías de calidad en modo automático. Con echarle un vistazo a las instrucciones puede ser suficiente.

Pero si queremos ahondar y disfrutar más de la fotografía conviene familiarizarse con conceptos como velocidad de obturación, enfoque, abertura del diafragma, profundidad de campo, sensibilidad ISO, formato, etc.

Cámara réflex

En una cámara réflex el usuario (el fotógrafo) ve directamente la imagen que va a fotografiar a través de un visor óptico sin ninguna clase de error de paralaje. Es decir, se ve por el visor exactamente la misma imagen que impactará en el sensor.

La luz entra en la cámara a través del objetivo, se reflejada en un espejo, de ahí el nombre reflex (reflejo), y llega hasta el visor. En el momento de hacer la fotografía se levanta el espejo y deja paso a la imagen hasta el sensor.

Radiografía de una cámara reflex

No hace mucho tiempo la imagen incidía sobre una cinta plástica recubierta de una película que se impresionaba con la luz y después era necesario revelar químicamente, pero hoy las cámaras digitales han sustituido la película por un sensor digital que capta la imagen y la convierte en impulsos eléctricos. En la imagen inferior puede verse el sensor (arriba) y la lente (centro).

Sensor digital de la cámara fotográfica

Para empezar no es necesario hacer una gran inversión. Yo empecé, ya hace años, con una réflex normalita, es una Olimpus E-340 con un objetivo normal y un objetivo zoom. Hoy ya se ha quedado bastante anticuada pero la sigo utilizando.

Cámara Olimpus

Enfoque

Es la distancia existente entre la cámara y el motivo que deseamos fotografiar. En las cámaras antiguas el enfoque era manual, por ello había que ajustar la distancia a mano para que la foto saliera nítida.

En las cámaras digitales actuales el enfoque es automático; basta con pulsar el disparador y mantenerlo a medio recorrido para que la cámara haga la medición y se ajuste automáticamente (AF -Auto Foco).

 

Velocidad de obturación

Es el tiempo que la ventana u obturador de la cámara permanece abierto permitiendo que la luz y la imagen lleguen a la placa o sensor.

Cuanto más rápido actúe el obturador menos tiempo está el sensor captando la imagen, por el contrario cuando más lento actúe más tiempo está el sensor captando el motivo. Usualmente se mide en fracciones de segundo, 1/125, 1/1000, etc.

Ya podemos entrever que cuanto más iluminado esté el objeto a fotografiar menos tiempo necesita estar abierto el obturador.

Antiguamente el obturador era un tapa que el fotógrafo retiraba a mano por un tiempo calculado a ojo. Más tarde el obturador se mecanizó y desde entonces básicamente se mantiene automatizado.

La imagen inferior muestra el obturador cerrado de una antigua cámara y delante las láminas del diafragma del que hablaremos más adelante.

Obturador de la cámara fotográfica

La velocidad de obturación permite lograr diferentes efectos. Obturaciones rápidas, por debajo de 1/125, congelan imágenes en movimiento. Esto es útil para deportes. Velocidades de obturación bajas, por encima de 1/4, generan sobre los objetos en movimientos un especie de estela. 

Velocidad del obturador de la cámara

Diafragma

El diafragma controla la luminosidad o cantidad de luz que llega a la placa o sensor donde se impresiona la imagen. Es un conjunto de laminillas metálicas superpuestas entre sí, forman una orificio regular que se ajusta a mano o automáticamente.

Viene graduado de menos luminoso (mas cerrado) a más luminoso (más abierto) con una serie de valores (f): f/22 - f16 - f11- f8- f5.6- f4 - f2.8 - f2 - f1.4 - f1. Cuanto más podamos abrir el diafragma de un objetivo mayor será la calidad del mismo.

Diafragma en la cámara fotográfica

La luminosidad (f), o cantidad de luz que entra a través del objetivo, es el cociente entre la distancia focal y el diámetro de abertura del diafragma, f = distancia focal / abertura Ø. 

 Luminosidad en la cámara fotográfica

Distancia focal

Es la distancia entre la lente y el sensor (donde se reproduce la imagen nítida). Este medida nos interesa para saber si nuestro ángulo de visión será mayor o pequeño utilizando un determinado objetivo. Se expresa en mm porque pequeñas variaciones tienen importantes efectos.

En un objetivo la distancia focal es la distancia entre el diafragma de éste y el sensor.

Los objetivos de las cámaras tienen una distancia focal fija o variable, dependiendo del tipo de objetivo. Al variar la distancia focal conseguimos un menor o mayor acercamiento. Es lo que comúnmente llamamos zoom.

Profundidad de campo

Es la distancia anterior y posterior al motivo o imagen en la que permanecen los objetos enfocados.

La profundidad de campo está relacionada con la apertura del diafragma. El diafragma cerrado provoca una profundidad de campo mayor y el diafragma abierto provoca una profundidad de campo menor.

Las imágenes de abajo están realizadas con abertura f 5,6 y por tanto la profundidad de campo es pequeña, al enfocar a la flor se ven borrosas las muñecas y al enfocar las muñecas se ve borrosa la flor.

Efectos de la profundidad de campo

El ojo humano actúa igual, cuanto más lejos queremos ver más se cierra el iris y cuando miramos objetos muy cercanos se abre.

Relación del diafragma y la velocidad

El sensor necesita necesita una cantidad de luz (ISO) para impresionarse, ni más ni menos. Y según hemos visto la velocidad del obturados y la apertura del diafragma son los que influyen en la cantidad de luz que llega al sensor.

Si queremos fotografiar una imagen en movimiento necesitamos mucha velocidad (poco tiempo de exposición para congelar la imagen) y en estas condiciones tendremos que abrir más el diafragma para que entre más luz para impresionar el sensor con el efecto de que disminuimos la profundidad de campo.

Para fotografías con más tiempo de exposición se requiere menos velocidad y se necesita menos entrada de luz, por tanto más cerrado debe estar el diafragma, con el efecto de mayor profundidad de campo.

Relación del diafragma y el obturador de la cámara

Sensibilidad de la película o del sensor (ISO)

Tenemos también la posibilidad de actuar sobre la sensibilidad del sensor. Cuando más sensible pongamos el sensor a la luz se verá impresionado con menos luz, podremos cerrar entonces más el diafragma con la misma velocidad o aumentar la velocidad con la misma apertura de diafragma.

La apertura de diafragma, la velocidad y la sensibilidad están íntimamente relacionados. El valor ISO estándar es 100.  No es recomendable elevar mucho el valor ISO porque se pierde calidad en la imagen sobre todo en los tonos oscuros (aparece ruido).

Relación entre la abertura del diafragma la velocidad y la sensibilidad ISO

Fotómetro

Su función es medir la intensidad de luz. Hay que introducirle la sensibilidad (ISO). Las cámaras digitales modernas traen el fotómetro incorporado y automáticamente mide la luz teniendo en cuenta el valor ISO y ajusta los valores de velocidad y apertura del diafragma.

Objetivos

Es el conjunto de lentes móviles que se acercan o se alejan entre sí y que permite que las imágenes salgan nítidas en la fotografía.

La distancia focal de cada objetivo determina el ángulo de visión. Los superiores a 45º se les denomina gran angulares y los inferiores a 45º teleobjetivos. Existen lentes de distancia focal fija o variable (zoom).

Ángulo visión objetivo de la cámara

Objetivos normales. Son los objetivos con distancia focal entre 35 mm y 45 mm que alcanzan un ángulo de visión de unos 45º. Son muy aconsejables para captar imágenes del día a día. Se acercan mucho a la realidad, distorsionan muy poco, muestran naturalidad a la perspectiva (salvo que sea muy cerca) y son muy luminosos.

Gran Angular. Estos objetivos tienen una distancia focal inferior a 35 mm con ángulos de visión superior a 45º. Ofrecen una mayor profundidad de campo. En ocasiones crean ilusión óptica distorsionando el tamaño de los objetos haciendo que parezcan más lejos de lo que están. Los objetos cercanos se aprecian exageradamente grandes mientras que los más distantes aparecen lejos.

Teleobjetivos. Objetivos con distancia focal superior a los 60 mm. Tienen mayor alcance. Su ángulo de visión es más estrecho, solo podremos encuadrar una pequeña parte de la toma real que estamos viendo, elimina los elementos sobrantes que se encuadran alrededor del centro de interés. La profundidad de campo es muy reducida.

Objetivos zoom. Tienen distancia focal variable. Sustituyen a varios objetivos de distancia focal fija. Son muy utilizados por los profesionales fuera del estudio. Las mayoría de los zoom carecen de luminosidad porque su abertura está entre f/4.5 y f/6.

Fotografía en modo automático y manual

Las máquinas modernas realizan las fotografías ajustando todos los valores automáticamente según los criterios establecidos por defecto. En las fotografías normales es lo más cómodo, pero para hacer fotos creativas es posible actuar manualmente sobre los parámetros básicos que hemos visto.

Selección modo fotografía

Formato digital

Las cámaras digitales normales guardan las imágenes en formato JPG que comprime los datos para ocupar menos espacio en la memoria. En el formato JPG la cámara introduce filtros que mejoran la nitidez, el contraste, iluminación y los colores. En el menú de la cámara se puede variar la compresión de datos y la actuación de los filtros.

Menú cámara fotográfica

Las cámaras semi-profesionales o profesionales utilizan además el formato RAW. Nos muestra la foto tal y como el sensor la capturó, sin ningún filtro de mejora. Se verán colores más neutros, menos saturados, un enfoque más blando y una iluminación que dependerá de la exposición que hicimos.

Una imagen en formato RAW, aunque en apariencia parezca más pobre, contiene muchísima más información y será muy manipulable en nuestro PC al ajustar posteriormente la luz, colores, etc. Este formato ocupa mucho más que el JPG y hay que revelarlo en el PC. Pero es mucho mejor para editarlo después con software apropiado.

Acostumbro a utilizar formato RAW para obtener imágenes lo más reales posibles. Las descargo al PC, las convierto a JPG y las edito tranquilamente. Siempre guardo también las imágenes originales en formato RAW.

Para edición hay muchos programas, el más conocido es PhotoShop que permite hacer retoques y efectos. Yo utilizo GIMP es también muy bueno y es gratis. Para funciones básicas de corrección y sencillez de uso está Picassa (es gratuito y ayuda con el almacenamiento).

Con estos conceptos básicos ya podemos utilizar adecuadamente la cámara. Si además echamos un vistazo a las Reglas de omposición de imágenes, seguro que, ahora sí, podemos empezar a descubrir nuestras cualidades artísticas que son las que distinguen a los buenos fotógrafos.

Conclusión

Para hacer fotos creativas y disfrutar con ello podemos empezar a practicar con los conceptos básicos señalados.

Después experimentar en la computadora pudiendo llegar hasta donde la imaginación nos lleve.

 

Páginas relacionadas

En este Curso avanzado de fotografía digital se puede profundizar y ampliar conocimientos en el tema.

 


Web,s amigas