ciudadanos

Abandono de trastos en vía pública

Todavía quedan lugares en nuestra geografía donde se dejan en plena calle muebles, enseres, restos de jardinería, juguetes inútiles, maletas repletas de miseria, cartones, plásticos, embalajes y desechos variopintos que otros van depredando y esparciendo por doquier.

Este verano he visto cómo, día a día, iban faltando trozos a un frigorífico abandonado hasta quedar sus restos esparcidos por la zona. Obviamente el gas tóxico del circuito de refrigeración tuvo que escapar a la atmósfera contaminando.

Este bochornoso espectáculo no es ocasional y es habitual en todos los puntos de recogida de basura de una zona residencial de un pueblo del entorno de Granada.

Sorprendentemente en Andalucía se pagan más impuestos que en otras Comunidades Autónomas y la mayoría de los servicios son de menor calidad.

Muy cerca de ese estercolero hay una magnifica vista de Granada y 22 pueblos aledaños, casi sin solución de continuidad, cada uno con su correspondiente Ayuntamiento, cuando con un único Consistorio para toda la zona reduciría gastos de funcionamiento y los ciudadanos tendrían mejores servicios. Ésto no es nuevo ya lo han hecho otras capitales.

Es bien sabido que las agrupaciones más grandes de ciudadanos permiten tener mejores servicios a menor coste (economías de escala). Pero contra esto siempre aparece el tópico ¡Cuanto más descentralización mejor servicio al ciudadano!. ¡Pues adelante! Un Consistorio para cada ciudadano y alcanzamos la excelencia.

 

Nota: Este blog contiene opiniones, impresiones, experiencias y referencias personales. Si el lector actúa conforme a ellos lo hace bajo su libre decisión y exclusiva responsabilidad.

 


Web,s amigas