actualidad

Sistema electoral inglés

El sistema electoral del Reino Unido es uninominal mayoritario simple - un único representante por circunscripción y una sola vuelta -. El elector tiene un elevado control sobre el candidato pero es un sistema poco proporcionalidad entre votos y escaños. Propicia una buena representación territorial.

Modelo de Estado en el Reino Unido

No existe una constitución escrita. El modelo de Estado del Reino Unido es una monarquía parlamentaria plurinacional. El sistema parlamentario es bicameral.

La Cámara Baja (Comunes) es la auténtica cámara de representación popular con amplios poderes legislativos y de control sobre la administración pública. Sus 646 miembros son elegidos por 5 años según un sistema electoral mayoritario simple a una sola vuelta con distritos uninominales.

La Cámara Alta (Lores) cada vez tiene menos atribuciones, es un foro de debate. No es electa, es de carácter hereditario, aristocrático y conservador. Compuesta por mil miembros que no reciben sueldo: Lores Eclesiásticos, hereditarios (Condes, Duques…), Lores judiciales o Lores vitalicios designados por el Monarca.

Sistema electoral del Reino Unido

El sistema electoral en el Reino Unido (1948) es mayoritario simple (a una sola vuelta) con distritos uninominales. El país se divide en tantos distritos electorales como parlamentarios (646) con un número similar de electores.

Se trata de un sistema de mayoría relativa, en cada circunscripción es elegido solo el candidato más votado (si dos candidatos empatan se sortea). El resto de los votos de la circunscripción no computan, por lo que el resultado no mantiene la proporción entre votos y escaños.

La división por distritos con un número similar de electores propicia una buena representación territorial. Y el sistema uninominal facilita que el elector controle a su candidato.

 

Sistema electoral del Reino Unido

 

Es un sistema muy poco proporcional, ya que los restos no computan a nivel general. Los partidos solo necesitan ganar por mayoría simple en sus distritos. Si en un distrito se presentan candidatos por 3 partidos, obtendrá el escaño quien obtenga mayoría (más del 33%) y todos los demás votos se desperdician.

Puede ocurrir que el partido con más votantes pierda las elecciones. Ocurre si gana en algunos distritos con mucha diferencia y pierde en otros con poca (el exceso se desperdicia). Esto hace que las campañas electorales sean muy tácticas, los partidos tienden a no esforzarse en los distritos electorales que tienen por perdidos.

Las candidaturas independientes tienen pocas posibilidades. Se suele votar a partidos fuertes con posibilidades de triunfar y que su líder llegue a primer ministro. Esto propicia estabilidad y favorece a los partidos más grandes y a las mayorías absolutas para conformar ejecutivos fuertes.

El sistema electoral británico hace que los diputados no representen solo a su partido, sino también a su circunscripción. Y en los últimos tiempos, debido al descrédito de los dirigentes políticos y a la escasa popularidad de los líderes nacionales, la lealtad es cada vez mayor hacia la circunscripción que hacia los representantes. Los candidatos tienden a excluir de sus pasquines las referencias a los líderes e, incluso, a los propios partidos. Y las redes sociales les permiten comunicarse directamente con sus votantes y crear su propia marca. En 1979 solo el 25% de los diputados tenía conexiones preexistentes con la circunscripción por la que se presentaban. Hoy se calcula que las tienen un 63% de los candidatos.

Poder judicial en el Reino Unido

En 2005 se creó la Corte Suprema del Reino Unido para separar definitivamente la función judicial y legislativa de la Cámara de los Lores, una anomalía constitucional en el Reino Unido.

La Corte Suprema del Reino Unido (2005) es la máxima instancia en controversias que surjan en el derecho inglés, galés e irlandés y más limitado en el derecho escocés. Así como las que surjan del ejercicio de los poderes de las tres administraciones descentralizadas, como lo son los poderes ejecutivo y legislativo de Irlanda, Escocia, Gales (con algunas limitaciones en el caso de Escocia).

Conclusión

El sistema electoral del Reino Unido conjuga bien la representación territorial y la ideológica en una sola cámara y los electores tienen un control directo sobre los elegidos.

Pero es un sistema muy poco proporcional (por la cantidad de votos que se desperdician). Los partidos solo necesitan ganar por mayoría simple en sus distritos.

Es un sistema bastante estable con tendencia a favorecer a los partidos grandes y las mayorías absolutas para conformar ejecutivos fuertes.

Las campañas electorales son muy tácticas, los partidos tienden a no esforzarse en los distritos electorales que tienen por perdidos.

 


Web,s amigas