actualidad

Sistema electoral de Alemania

El sistema electoral alemán (1949) es proporcional personalista. Está considerado como uno de los mejores sistemas porque propicia una alta proporcionalidad entre el escrutinio y la composición de la cámara baja (Bundestag) al mismo tiempo que la cercanía entre los diputados y sus votantes. No obstante, una buena parte de los alemanes reconoce que no lo entiende.

Modelo de estado de Alemania

Alemania es una república federal compuesta por 16 Estados federados (Länder), cada uno con su propia constitución, parlamento y gobierno. La Federación ostenta el poder supremo del Estado Federal.

Su sistema político es parlamentario bicameral: La Cámara Alta (Bundesrat) de representación territorial y la Cámara Baja (Bundestag) de representación ideológica.Tiene un Jefe de Estado y un Jefe de Gobierno (Primer Ministro) separados.

La Cámara Baja (Bundestag) participa en el proceso legislativo nacional, elige al Canciller Federal y controla al Gobierno, y la Cámara Alta, integrada por Delegados de los Gobiernos de los Estados federados, aprueba las leyes que afectan los intereses de los Länder.

El Presidente de la República Federal de Alemania es el Jefe de Estado. Es elegido para un máximo de dos mandatos de cinco años por la Asamblea Federal, un órgano mixto del Bundestag y de igual número de miembros enviados por los Parlamentos de los Estados federados (Landtage).

Modelo de estado alemán

El Presidente de la República Federal Alemana representa a la nación en las instancias internacionales, tiene potestad para nombrar y revocar a los jueces y funcionarios federales y supervisar la constitucionalidad de las leyes.

A la cabeza del Gobierno Federal está el Canciller Federal (elegido por la cámara baja), tiene amplias prerrogativas y diseña las líneas generales de la política alemana.

Elecciones al Bundestag alemán (cámara baja)

Las elecciones se celebran cada cuatro años por sufragio universal, directo, libre, igual y secreto. El derecho al voto es exclusivo de los ciudadanos alemanes con 18 años cumplidos.

El Parlamento alemán (Bundestag) tiene 598 diputados, la mitad (299) son por elección directa en cada uno de los 299 distritos electorales en que se divide el país para fines electorales y la otra mitad (299) distribución proporcional por población en cada Länder.

La papeleta para votar tiene dos partes. Cada votante emite dos votos (uno en cada parte). En la parte izquierda de la papeleta sirve para elegir al candidato (nominal) de su preferencia en uno de los 299 distritos unipersonales. Cada distrito electoral envía a un solo representante al Parlamento (el que más votos haya obtenido), los restantes votos se pierden. Con la mayoría simple se evita la segunda vuelta que exige la mayoría absoluta cuando ésta no se alcanza (como caso de Francia).

En la parte derecha el votante emite otro voto a una de las formaciones políticas (lista cerrada), este voto determina el número de representantes de cada partido que compondrán el Bundestag. El ámbito territorial de este segundo voto es el länder y son otros 299 escaños distribuidos entre los 16 länders (estados) siguiendo criterios de población. Estas listas electorales son elaboradas por cada länder o Estado federado.

De los escaños obtenidos por cada partido "mandatos totales" se restan los conseguidos por los candidatos directos de ese mismo partido en los distritos uninominales "mandatos directos" y el sobrante, se ‘rellena’ por orden con los candidatos de las listas cerradas de cada formación.

Cuando el número de candidatos directos de un partido excede del correspondiente por la formación política no se disminuye, y aparecen los "escaños excedentes", que aumentan temporalmente la composición del Bundestag.

Los escaños excedentes alteran un poco la proporcionalidad entre votos y escaños. Se puede obtener una mayoría con menos votos. Los escaños adicionales sin compensar a los partidos en desventaja en el parlamento ha sido criticado pero hasta ahora no se ha corregido.

En el gráfico siguiente (de Wikipedia) puede verse cómo se llega a la composición del Parlamento. Los votantes eligen un candidato por cada distrito electoral (2), obviamente cada candidato pertenece a una formación política (5). Asimismo cada votante elige un partido (3) que determina el número de escaños de cada formación política (4). 

Sistema electoral alemán

El sistema alemán tiene otra particularidad, que es el umbral del 5%. Si un partido no logra al menos el 5% de los votos en todo el territorio nacional queda excluido, a no ser que obtenga tres diputados directos en los distritos uninominales. Con esta medida el arco parlamentario no se fragmenta demasiado.

Sistema judicial alemán

El sistema judicial alemán está estructurado federalmente. El ejercicio de la jurisdicción se encomienda a órganos jurisdiccionales federales y a órganos jurisdiccionales de los 16 Estados federados (Länder). La mayor carga de la administración de justicia recae en los Estados federados.

Partidos políticos y sindicatos alemanes

Los partidos políticos alemanes deben rendir cuentas públicamente sobre la procedencia y uso de recursos y patrimonio. Se financian a través de afiliados y donativos, solo reciben dinero del Estado para cubrir los gastos electorales en función de sus resultados, con este sistema pretenden acabar con la influencia mutua que se puede llegar a ejercer.

Los sindicatos alemanes se autofinancian con las cuotas de sus afiliados (incluidos los gastos de las huelgas) el uno por ciento de su salario bruto. Lo que les confiere un importante peso político por su independencia.

Conclusión

El sistema electoral alemán combina la proporcional entre votos y escaños con la elección de un candidato por cada pequeño distrito. Aúna el control a su representante del sistema británico con la proporcionalidad perfecta.

La mayoría de los votos son útiles. Acoge a los partidos pequeños aunque la barrera electoral del 5% evita una cámara muy fragmentada.

Se le reprocha que es un sistema complejo, difícil de entender por el votante, y por ello puede propiciar cierta desafección.

Para algunos sectores españoles es un referente como modelo para España y el de algunas comunidades autónomas (Madrid, Cataluña ....)

Tanto el Jefe del Estado con el Jefe del Gobierno son designados por parlamentarios.

Los partidos políticos se financian con afiliados y donativos, solo reciben dinero del Estado para cubrir los gastos electorales. Rinden cuentas públicamente sobre la procedencia y uso de recursos y patrimonio.

Los sindicatos se autofinancian con sus afiliados, y así mantienen su independencia.

 


Web,s amigas